¿Por qué se detienen los proyectos de diseño web?

El horario de un diseñador web puede ser exigente. Intentamos planificar para que los proyectos no se superpongan. Tener dificultades para lanzar varios sitios web a la vez no es lo ideal. Pero parece que siempre hay algo que altera nuestra agenda cuidadosamente elaborada. A menudo, la culpa la tiene un proyecto estancado. Todo va avanzando, hasta que ya no lo es. De repente, su cliente impaciente se quedó en silencio. Y te quedas preguntándote y esperando. Esta puede ser una situación temporal. Pero puede durar meses o más. Y el retraso puede tener un impacto significativo. La situación no sólo perjudica su programa, sino que también puede afectar sus ganancias. Ese dinero que esperabas está flotando en el aire junto con el proyecto. Esta no es una buena situación para su negocio. Entonces, ¿por qué se detienen los proyectos de diseño web? Aquí hay algunas ideas sobre las causas fundamentales. A lo largo del camino, ofreceremos algunos consejos para que las cosas vuelvan a funcionar. Demasiado diseño por parte del comité Las partes interesadas del proyecto deben trabajar juntas de manera eficaz y eficiente. Pero cuanta más gente participe, más difícil será colaborar. Y no podemos olvidar la dificultad para llegar a un consenso. El resultado es algo que los diseñadores web cobran: diseño por comité. Es una situación en la que todos ponen sus ideas sobre la mesa. Las ideas a menudo entran en conflicto y se contradicen entre sí. La falta de liderazgo y de una visión clara del proyecto provoca el caos. Este conflicto interno puede bloquear el progreso. Peor aún es que los diseñadores web se encuentran en el medio. Escuchamos las quejas pero nos sentimos impotentes para actuar. Sin embargo, no todo está perdido. Si falta el liderazgo de su cliente, es posible que pueda ayudarlo. Salir al vacío y unir a las personas puede reiniciar el progreso. La clave es lograr que todos trabajen hacia el mismo objetivo. Una vez que esto sucede, las cosas pueden calmarse rápidamente. Los problemas del contenido creado por el cliente Los clientes pueden ser muy buenos pensando en grande cuando se trata de contenido. Tendrán grandes ideas para publicaciones y páginas de blogs detalladas. Imaginan un sitio web lleno de artículos atractivos. Las ideas no son el problema. La capacidad de hacerlos se interpone en el camino. La realidad tiende a golpear a los clientes cuando llega el momento de hacer el trabajo. Es una de las razones más comunes de desaceleración. Los clientes ambiciosos muerden más de lo que pueden masticar. Es posible que se sientan abrumados por la tarea que tienen por delante. La dificultad para los diseñadores web es que el contenido suele ser la última pieza del rompecabezas. No podemos avanzar sin él. Por lo tanto, un hermoso sitio web nuevo puede permanecer inactivo mientras esperamos. Por suerte, es otra zona en la que podemos intervenir. Nuestros clientes no son necesariamente creadores de contenido. Por tanto, necesitan que alguien les actúe como guía. Puede guiarlos a través del proceso de creación de contenido. Proporcione sugerencias de escritura o plantillas para que los clientes las completen. En su defecto, también podría ofrecerse a producir el contenido usted mismo. Los retrasos relacionados con el contenido pueden durar indefinidamente. Ser proactivo podría marcar una diferencia positiva. Un cliente con poco tiempo Algunos clientes tienen múltiples responsabilidades. Esto es especialmente cierto para las organizaciones pequeñas. Quien toma decisiones puede desempeñar muchas funciones. Su sitio web es solo uno. Crear un sitio web requiere tiempo para centrarse en los detalles. Un cliente deberá revisar el diseño y el contenido del sitio. También deberán coordinarse con los miembros del equipo. También hay tiempo para reuniones y lluvias de ideas. Es un desafío incluso en tiempos relativamente tranquilos. Y puede ralentizar enormemente las cosas cuando sucede algo inesperado. Puede resultar difícil para un cliente restaurar cosas. Recuperar impulso después de un largo descanso no es natural. Por lo tanto, pueden dejar el proyecto en un segundo plano. Podrías esperar a que tu cliente comience las cosas de nuevo. Pero esto también añade incertidumbre a tu agenda. La comunicación podría devolver la vida al proyecto. Conéctese con su cliente y ofrézcale asistencia. Intente animarles a delegar tareas siempre que sea posible. Todo el mundo tiene un tiempo limitado para hacer las cosas. Demostrar voluntad de ayudar puede aliviar la carga del cliente. Lidiar con los retrasos en los proyectos como un profesional Lidiar con los retrasos en los proyectos es parte de ser diseñador web. Podemos enorgullecernos de ser oportunos. Pero las interrupciones relacionadas con los clientes están fuera de nuestro control. Y hay varias razones para un punto muerto. Un cliente puede tener demasiado que hacer. También pueden tener dificultades para gestionar a otras partes interesadas. O tuvieron un problema inesperado con su presupuesto. El cielo es el límite. El desafío para los diseñadores es que necesitamos la participación del cliente. Claro, podemos ejecutar algunas tareas en segundo plano. Pero no podemos realizar el trabajo sin sus comentarios y aprobación. A veces un retraso es algo bueno. Libera tiempo para trabajar en otros proyectos mientras esperamos. Pero ese no es siempre el caso. De hecho, la incertidumbre puede acecharnos. Cuando un cliente logra reiniciar, inevitablemente entra en conflicto con nuestro programa. Todo lo que tenemos que hacer es intentar encajar el proyecto en lo que ya estamos haciendo. Lo mejor que podemos hacer es intentar que las cosas sigan avanzando. Hacer un esfuerzo aquí será apreciado por sus clientes. Además de saber que no son los únicos que quieren culminar el proyecto. Superior

About Francisco

Check Also

Libro electrónico: Una guía práctica para construir una estrategia de datos e IA

Libro electrónico: Una guía práctica para crear una estrategia de datos e inteligencia artificial | …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *