No es trabajo del cliente saber lo que quiere.

La frase “No es trabajo del cliente saber lo que quiere” se atribuye a menudo a Steve Jobs. Esto pone de relieve el papel de la innovación y el pensamiento visionario en las empresas audaces y en los emprendedores con visión de futuro. Así es como lo veo: 1. Innovación sobre la demanda: los clientes a menudo basan sus deseos en productos y soluciones existentes. Puede que no imaginen posibilidades más allá de lo que conocen. Los innovadores, por otro lado, imaginan soluciones revolucionarias que los clientes inicialmente no se dan cuenta de que necesitan. 2. Los comentarios de los clientes son limitados: si bien los comentarios de los clientes son valiosos, generalmente reflejan sus experiencias con los productos actuales. Pueden sugerir mejoras incrementales en lugar de innovaciones radicales. Las empresas de desarrollo valientes deben mirar más allá de estas sugerencias para crear productos verdaderamente transformadores. 3. Liderazgo visionario: las empresas audaces suelen tener líderes audaces que pueden anticipar las necesidades y tendencias futuras. Crean productos que dan forma al mercado en lugar de simplemente responder a él. El enfoque del “Acelerador de innovación” puede conducir al desarrollo de productos revolucionarios que redefinan las industrias. 4. Equilibrio: si bien es fundamental innovar, también es importante comprender los puntos débiles y las preferencias de los clientes. La clave es equilibrar ideas visionarias con conocimientos prácticos derivados del comportamiento y la retroalimentación del cliente. Este equilibrio ayuda a garantizar que los nuevos productos no sólo entusiasmen a los clientes, sino que también satisfagan sus necesidades subyacentes y superen los desafíos. 5. Muestre y cuente: Los clientes no pueden entender cómo resolvería sus problemas utilizando sus productos hasta que se los muestre. Los prototipos en los que se puede hacer clic, Figma o Miro son una buena forma de tocar, sentir o colaborar con la solución propuesta. Pero cuando construyes lo que los clientes creen que quieren, quieren más y, a veces, más. Es importante utilizar formas colaborativas para seguir obteniendo conocimientos de los clientes e iterar sobre su producto. Ejemplos de innovaciones exitosas: Muchos de los productos más exitosos no fueron solicitados directamente por los clientes. Por ejemplo, el iPhone combinó múltiples funciones en un solo dispositivo, creando un mercado para teléfonos inteligentes que antes no existía. Asimismo, plataformas como X, LinkedIn, Facebook e Instagram han creado nuevas formas para que las personas se conecten y compartan, lo que ha llevado al surgimiento de las redes sociales como una parte importante de la vida moderna. En última instancia, las empresas no deberían depender únicamente de las demandas de los clientes para impulsar la innovación. Deben aspirar a comprender el contexto más amplio de las necesidades de los usuarios y utilizar esa información para crear soluciones innovadoras que los clientes tal vez aún no se den cuenta de que quieren. El Acelerador de Innovación de ISHIR es un enfoque poderoso para descubrir el dolor de los clientes, descubrir lo que aman los usuarios, deleitarlos y convertirlos en fanáticos entusiastas de su producto. Esto ayuda a nuestros audaces fundadores de startups a obtener su producto desde el principio. La publicación No es trabajo del cliente saber lo que quiere apareció por primera vez en ISHIR | Desarrollo de software indio.

About Francisco

Check Also

Akeneo acciones colectivas para una gestión eficiente del producto

Akeneo acciones colectivas para una gestión eficiente del producto

En el mundo del comercio electrónico en rápido crecimiento, la gestión de la información de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *