Calculadora de consumo de energía SSD – SSD Sphere



Calculadora de consumo de energía SSD mejorada

Acerca de la calculadora

Los cálculos dentro de esta Calculadora de consumo de energía de SSD están estructurados para proporcionar una estimación del consumo de energía de la SSD en función de varias entradas clave: el tipo de SSD (SATA o NVMe), la capacidad de la SSD, las horas de uso activo e inactivo por día, y la tarifa eléctrica. A continuación se muestra un desglose de cómo funcionan los cálculos y las suposiciones en las que se basan:

Desglose del cálculo:

1. Tasas de consumo de energía:

La calculadora utiliza tasas de consumo de energía predefinidas para los estados activo e inactivo, que se especifican en vatios por gigabyte (W/GB). Estas tarifas varían entre SSD SATA y NVMe debido a sus diferentes tecnologías y características de rendimiento. Los SSD SATA suelen ser más lentos y consumen menos energía, mientras que los SSD NVMe ofrecen velocidades más altas a costa de un mayor consumo de energía.

2. Consumo de energía activo e inactivo:

  • Consumo de energía activa se calcula multiplicando la capacidad del SSD por la tasa de potencia activa (W/GB) y luego por el número de horas de uso activo por día. Esto proporciona la potencia total consumida durante el uso activo en vatios-hora (Wh).
  • Consumo de energía inactivo se calcula de manera similar, utilizando la tasa de energía inactiva y las horas de inactividad.
  • Consumo total de energía: El consumo de energía diario total en Wh es la suma del consumo de energía activo e inactivo. Para convertir Wh a kilovatios-hora (kWh), que es una unidad de facturación más común para la electricidad, la potencia total en Wh se divide por 1000.
  • Estimación de costos: El costo de funcionamiento del SSD por día se estima multiplicando el consumo total de energía en kWh por la tarifa de electricidad proporcionada por el usuario ($/kWh).

Suposiciones y precisión:

  • Tasas de consumo de energía: Los ejemplos de tasas de energía activa e inactiva proporcionadas (por ejemplo, 0,06 W/GB para SATA activo, 0,03 W/GB para SATA inactivo) son ilustrativos. Las tasas reales de consumo de energía pueden variar significativamente según el modelo de SSD, el firmware, el tipo de carga de trabajo (de lectura intensa, de escritura intensa, mixta) y otros factores. Para realizar cálculos precisos, debe utilizar datos de consumo de energía específicos del fabricante del SSD.
  • Horas de uso: La calculadora supone que las horas activas e inactivas ingresadas por el usuario reflejan con precisión el patrón de uso diario del SSD. En realidad, el uso puede fluctuar y los SSD también pueden ingresar a modos de ahorro de energía más profundos que no se tienen en cuenta en este modelo simple.
  • Tarifa de Electricidad: El cálculo del costo supone una tarifa de electricidad constante, pero las tarifas pueden variar según la hora del día, la ubicación geográfica y los niveles de uso.

Conclusión:

La calculadora proporciona un modelo simplificado para estimar el consumo de energía y el costo de electricidad de las SSD. Si bien proporciona una aproximación útil, la exactitud de sus estimaciones depende de la precisión de los datos de entrada y de los supuestos sobre las tarifas eléctricas. Para realizar cálculos precisos, especialmente en un contexto profesional o crítico, serían necesarias especificaciones detalladas del fabricante de SSD y un modelo más matizado de uso de SSD y funciones de administración de energía..


Source link

About Miriam Sagarzazu Olaizaola

Check Also

El último SSD NVMe de Samsung obtiene un nuevo acuerdo y se espera el nuevo V-NAND el próximo mes

Última actualización: 14 de abril de 2024 Parece que la V-NAND de novena generación de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *