El compendio definitivo de pastas y almohadillas térmicas: aplicación, ingredientes, fabricación, optimización, envejecimiento, márgenes de beneficio y marketing

Hoy me gustaría disipar algunos mitos y, sobre todo, explicar por qué el compuesto térmico no se trata sólo de rellenos y por qué hay mucho marketing y aún más inconsistencias y mentiras en este negocio de cazafortunas. El artículo también pretende crear conciencia y ayudar a separar a los proveedores honestos y diligentes de los proveedores y revendedores externos. Después de todo, una cosa siempre es cierta: la evaluación y selección de compuestos térmicos es un paso crucial para garantizar una disipación eficiente del calor de componentes como semiconductores, CPU y GPU.

Tabla de contenido

El artículo de hoy es una colección de información técnica y muchos conocimientos previos, y me he esforzado mucho en no describirlo demasiado secamente. Sin embargo, es ciertamente un territorio nuevo para muchas personas y es probable que destruya muchas falsas ilusiones y la buena fe en el marketing de diversos proveedores. Los conocedores de la industria me perdonarán si todavía tengo que analizar muchas cosas. En este contexto, también agradezco a quienes me han proporcionado precisamente esta información, detalles técnicos y, por supuesto, muestras y ejemplares durante muchos años, sin los cuales sería imposible realizar ensayos y evaluaciones tan intensamente. Hoy también verá algunos artículos exóticos de mi práctica que no están disponibles en las tiendas minoristas.

Porque es realmente la suma de todas las propiedades y materias primas utilizadas lo que finalmente conduce a una pasta que puede ser utilizada de manera óptima por el usuario final. De todos modos, las burbujas de marketing en la mayoría de los envases no son más que poesía engañosa. Y de eso se trata hoy: concienciar, conocer los procesos exactos y sacar las conclusiones necesarias para el usuario final.

  • Resumen de los distintos medios conductores de calor, desde la pasta hasta las almohadillas
  • La base (matriz) como cohesión y fundamento de una pasta o almohadilla.
  • La composición de pastas a base de silicona y los rellenos necesarios.
  • La importancia de los grados y mezclas de molienda.
  • Aplicaciones especiales como pastas de baja temperatura (por ejemplo, overclocking de LN2)
  • El proceso real de fabricación y llenado.
  • Ventana de temperatura de pastas y comportamiento de expansión de diferentes disipadores
  • Uso y aplicación en diferentes superficies.
  • Envejecimiento. Descomposición y vida útil.
  • ¿Cuál es la diferencia entre fabricante, embotellador y proveedor?
  • Márgenes de beneficio, trucos de marketing y conclusión.

Introducción a las pastas, pads y masillas.

Se sabe que las pastas térmicamente conductoras, también conocidas como pastas térmicas, grasas térmicas o pastas refrigerantes, mejoran la conexión térmica entre la fuente de calor y el disipador de calor. Compensan las irregularidades de la superficie que, de otro modo, provocarían bolsas de aire o burbujas, que son malos conductores de calor. Hasta aquí la descripción general que todo lector conoce.

Además de las pastas, también existen almohadillas térmicas en forma sólida. Debido a su composición y estructura únicas del material, ofrecen ventajas específicas en el ámbito de la gestión térmica. Su menor conductividad térmica en comparación con las pastas térmicas a menudo se ve compensada por su facilidad de uso, confiabilidad y menor riesgo de errores de aplicación. La decisión entre usar almohadillas o pastas depende en última instancia de los requisitos específicos de la aplicación, incluido el rendimiento térmico requerido, las características de instalación y la facilidad de mantenimiento.

© igor’sLAB

Se pueden precortar y cortar al tamaño y forma requeridos, lo que los hace ideales para la producción en masa y aplicaciones donde se requiere un montaje rápido y sencillo. Por el contrario, las pastas térmicas requieren una aplicación más cuidadosa para garantizar un espesor de capa uniforme y pueden resultar complicadas al mantener y desmontar los componentes. Las almohadillas ofrecen una solución limpia y repetible, especialmente en situaciones donde el equipo requiere mantenimiento frecuente o reemplazo de componentes.

La conductividad térmica de las almohadillas suele oscilar entre 1 y 8 W/mK (vatios por metro Kelvin), mientras que las pastas especiales pueden alcanzar incluso valores superiores a 10 W/mK. La estructura rígida de las almohadillas las hace menos adaptables a estructuras superficiales finas, lo que puede conducir a una mayor resistencia de la interfaz térmica. La masilla térmica es una especie de término medio, donde la transición entre pasta y almohadilla es más o menos perfecta. La masilla térmica se encuentra en algún punto intermedio en términos de conductividad térmica, según la versión (y el precio).

© igor’sLAB

Source link

About Miriam Sagarzazu Olaizaola

Blogger desde hace más de 5 años, dedicada a la información tecnológica y adicta a Linux. He convertido mi afición por escribir en mi profesión.

Check Also

El espectacular Samsung Serif TV se vuelve un poco más asequible

¡Ahorre 41% AHORA! LG C3 Series Class OLED evo Smart TV de 48 pulgadas OLED48C3PUA, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *