Guía de protocolos y estándares de IoT

En el mundo del Internet de las cosas (IoT), donde todo, desde su refrigerador hasta su automóvil, está conectado a Internet, a menudo se pasa por alto la importancia de los protocolos y estándares de IoT. Sin embargo, son el puente que garantiza la comunicación entre dispositivos.

La interacción de entidades de red como sensores de IoT, enrutadores, aplicaciones de usuario y puertas de enlace es importante para la industria digital, y el proceso de intercambio de datos no sería posible sin un conjunto de reglas que ambas entidades de red deberían seguir.

Cada protocolo tiene sus ventajas y desventajas, y en este artículo explicaremos qué significan los protocolos de IoT, enumeraremos los más populares y brindaremos consejos sobre cómo elegir el protocolo de IoT adecuado para su negocio. Si desea obtener más información sobre IoT, acceda ahora para obtener más información.

¿Qué son los protocolos de IoT?

Los protocolos de IoT son un conjunto de reglas y estructuras que garantizan la comunicación entre dispositivos, aplicaciones y servicios de IoT. Son responsables del proceso de transmisión y recepción de datos. Estos protocolos determinan cómo se conectan los dispositivos, el formato y la estructura de los datos intercambiados y la forma en que estos datos se transmiten a través de la red.

Hay diferentes protocolos disponibles y usted elige uno según los requisitos de una aplicación. Por ejemplo, algunos protocolos para Internet de las cosas están diseñados para comunicaciones de largo alcance y bajo consumo de energía. Se utilizan en agricultura, monitoreo ambiental, seguimiento inteligente y soluciones de estacionamiento inteligentes, lo que los hace ideales para sensores que funcionan con baterías en áreas remotas. Otros priorizan la transferencia de datos de alta velocidad, adecuada para aplicaciones en tiempo real como sistemas domésticos inteligentes.

Además, los protocolos de IoT garantizan la compatibilidad entre dispositivos producidos por diferentes fabricantes, ya que todos siguen las mismas pautas y formatos de datos. Por lo tanto, es importante seleccionar el protocolo de IoT adecuado según sus necesidades de software.

¿Por qué son importantes los protocolos y estándares en IoT?

Los protocolos y estándares son cruciales en IoT por varias razones.

  • Primero, compatibilidad. Es como tener un lenguaje universal para todos tus dispositivos. Por ejemplo, imagina tu dispositivo Alexa conversando fácilmente con tu refrigerador Samsung: esa es la magia de los protocolos estándar. Sin ellos, los dispositivos de diferentes marcas hablarán diferentes idiomas.
  • A continuación, la seguridad. Es un gran problema en nuestro mundo cada vez más conectado. Los estándares de Internet de las cosas garantizan que su timbre inteligente no solo le permita saber quién está en la puerta, sino que también mantenga alejados a los piratas informáticos. ¿Recuerdas el ataque de la botnet Mirai? Explotó la débil seguridad en los dispositivos IoT. Las normas ayudan a prevenir estos problemas.
  • Por último, escalabilidad. A medida que nuestros hogares y ciudades se vuelven más inteligentes, necesitamos un sistema que crezca en consecuencia. Piense en los semáforos de una ciudad ajustándose suavemente a las condiciones del tráfico en tiempo real. Esta ampliación perfecta sólo es posible con la ayuda de los estándares de IoT.

Lista de protocolos comunes de IoT

Ahora que sabemos por qué es importante utilizar protocolos y estándares de IoT, es hora de aprender qué protocolos para IoT existen y cómo elegir el adecuado para su caso. De hecho, se dividen en dos tipos: Protocolos de datos de IoT y Protocolos de red para IoT. Si bien son igualmente importantes, tienen propósitos diferentes.

Protocolos de datos de IoT

Los protocolos de datos de IoT son responsables de formatear los datos para que sean adecuados para la comunicación entre varios dispositivos a través de la red de IoT. Echemos un vistazo a algunos ejemplos.

Protocolo extensible de mensajería y presencia (XMPP)

XMPP es un protocolo de comunicación que utiliza XML para permitir un intercambio de datos rápido y organizado en tiempo real. En IoT, XMPP se puede utilizar para la gestión de dispositivos y mensajería. Por ejemplo, en hogares inteligentes, este protocolo permite la comunicación entre electrodomésticos inteligentes y un sistema domótico central.

MQTT (transporte de telemetría de colas de mensajes)

MQTT es un protocolo de mensajería ligero ideal para muchos escenarios de IoT. Se usa ampliamente en monitoreo remoto, por ejemplo, en agricultura. Este protocolo permite la transmisión de datos desde sensores de suelo a un servidor central para su análisis.

CoAP (Protocolo de aplicación restringida)

CoAP es un protocolo de transferencia web diseñado para usarse con redes y nodos restringidos en IoT. Es similar a HTTP pero optimizado para aplicaciones M2M (máquina a máquina), como energía inteligente y automatización de edificios.

AMQP (Protocolo avanzado de cola de mensajes)

AMQP es un protocolo utilizado para middleware orientado a mensajes centrado en colas, enrutamiento, confiabilidad y seguridad. Por ejemplo, en finanzas, este protocolo facilita la transmisión de datos en tiempo real en plataformas comerciales, asegurando la entrega oportuna de datos.

DDS (Servicio de Distribución de Datos)

DDS es un protocolo para la comunicación de máquina a máquina en tiempo real. Se utiliza en vehículos autónomos para garantizar una comunicación V2V y V2I confiable.

HTTP (Protocolo de transferencia de hipertexto)

HTTP también se utiliza en IoT para la gestión de dispositivos basados ​​en web. Por ejemplo, este protocolo ayuda a los estantes inteligentes a comunicar los niveles de existencias a los sistemas de gestión de inventario en el comercio minorista.

WebSocket

WebSocket proporciona canales de comunicación full-duplex a través de una única conexión TCP. Se utiliza en aplicaciones de IoT que requieren intercambio de datos en tiempo real. Un buen ejemplo son los juegos, donde las acciones de los jugadores y los estados del juego siempre están sincronizados.

Protocolos de red para IoT

Los protocolos de red de Internet de las cosas entregan datos a través de diferentes tipos de redes.

LWM2M

LWM2M (Lightweight M2M) es un protocolo diseñado para la gestión remota de dispositivos IoT. Se usa ampliamente en medición inteligente, donde ayuda en el monitoreo y administración remotos de medidores de servicios públicos.

Celular

Los protocolos celulares como LTE-M y NB-IoT se utilizan en IoT para comunicaciones de amplio alcance. Son ideales para aplicaciones como la gestión de flotas, donde los vehículos están en constante movimiento y requieren una cobertura de red amplia y confiable.

Wifi

Wi-Fi es un protocolo común para la transferencia de datos de gran ancho de banda en IoT. Se utiliza ampliamente en la automatización del hogar, lo que permite altas velocidades de transferencia de datos para dispositivos como televisores inteligentes y cámaras de seguridad.

Bluetooth

Bluetooth se utiliza para aplicaciones de IoT de corto alcance. Los dispositivos de salud portátiles, como los monitores de frecuencia cardíaca y los rastreadores de actividad física, suelen utilizar este protocolo para una transferencia de datos eficiente a los teléfonos inteligentes.

ZigBee

ZigBee es un protocolo para redes IoT inalámbricas de bajo consumo. Se utiliza en sistemas de iluminación inteligentes para permitir el control inalámbrico de luces en hogares y edificios comerciales.

Hilo

Thread es un protocolo de red de malla inalámbrica de bajo consumo. Es ideal para la automatización del hogar, ya que proporciona una red confiable que conecta dispositivos como termostatos, alarmas y sistemas de iluminación.

Onda Z

Z-Wave es otro protocolo inalámbrico para la automatización del hogar que se centra en la comunicación de baja latencia, esencial para aplicaciones como sensores de movimiento y alarmas de seguridad.

Cómo elegir el protocolo de IoT adecuado

Al pensar en cómo elegir el protocolo de Internet de las cosas adecuado para su proyecto, es importante considerar varios factores clave.

En primer lugar, defina los requisitos específicos de su proyecto, como la velocidad de transmisión de datos, el área de cobertura y el consumo de energía. Protocolos como Zigbee o Bluetooth Low Energy (BLE) son ideales para aplicaciones de bajo consumo, especialmente en dispositivos que funcionan con baterías. Por el contrario, si su proyecto requiere conectividad de largo alcance, LoRaWAN ofrece una amplia cobertura, lo que lo hace adecuado para aplicaciones de red de área amplia.

Otro factor crítico es la velocidad de datos. Los protocolos de gran ancho de banda como Wi-Fi son apropiados para aplicaciones que necesitan transmitir grandes volúmenes de datos rápidamente. Sin embargo, para tareas más simples y de baja velocidad de datos, Narrowband IoT (NB-IoT) o Zigbee podrían ser más eficientes y rentables.

Además, considere la escalabilidad de la red. Los protocolos como MQTT o CoAP son conocidos por su naturaleza liviana y escalable, por lo que serán una buena opción para implementaciones de IoT a gran escala.

Finalmente, asegúrese de que el protocolo que elija funcione bien con los sistemas que ya tiene y sea lo suficientemente flexible como para adaptarse a los cambios en evolución en el mundo de IoT.


Source link

About Miriam Sagarzazu Olaizaola

Blogger desde hace más de 5 años, dedicada a la información tecnológica y adicta a Linux. He convertido mi afición por escribir en mi profesión.

Check Also

Seis GPU AMD Radeon RX 7900 XT empaquetadas en un paquete de IA, desde 15.000 dólares

Parece que las GPU de consumo se están convirtiendo en los próximos aceleradores de IA, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *